Ir al contenido principal

Miles de menores sufren un calvario explotadas como 'pequeñas sirvientas' en Marruecos

FAtima, de 17 años, posa en la penumbra para el reportaje. /FADEL SENNA (AFP)

FAtima, de 17 años, posa en la penumbra para el reportaje. / FADEL SENNA (AFP)

Algunas oenegés afirman que todavía hay niñas de sólo ocho o nueve años empleadas en las casas

Fatima, Latifa y Hayat trabajaron durante años como 'pequeñas sirvientas' sufriendo el maltrato y la explotación por parte de sus empleadores, un calvario que comparten miles de empleadas domésticas menores de edad en Marruecos, pese a que una ley busca limitar los abusos.

«¡Incluso un animal doméstico recibe mejores tratos!», dijo Fatima, de 17 años, llorando. La joven llegó en busca de ayuda al centro de acogida para mujeres víctimas de violencia Annajda, ubicado en Rabat. «Yo lo único que quería era ayudar a mis padres, ya que me daba tristeza ver la miseria en la que estaba sumida mi familia», dijo murmurando esta adolescente que trabajó durante dos años como 'pequeña sirvienta'.
Para los voluntarios que las escuchan esta historia es habitual. Fatima dejó su pequeño pueblo natal en el sur de Marruecos a los 15 años para trabajar como empleada doméstica en la capital, con la ayuda de un intermediario local, un 'semsar'. «Al principio, me trataban bien. Pero, poco o poco, la violencia se volvió algo habitual», dijo la joven, con una voz temblorosa y la cabeza cubierta por un velo. «La dueña de casa me pegaba, me insultaba, siempre encontraba algo que reprocharme», contó.
La directora del centro Annajda, Fatima El Maghnaoui, dijo que se «trata de una forma de esclavitud». «Una violación (...) de los compromisos internacionales de Marruecos», criticó, señalando que Fatima debería estar en la escuela.
No hay cifras oficiales sobre las 'pequeñas sirvientas'. Pero según un estudio encargado en 2010 por las asociaciones, entonces había en Marruecos entre 66.000 y 80.000 empleadas domésticas de menos de 15 años. «Sufren condiciones de trabajo y de vida degradantes», estas menores vienen muchas veces del campo y son analfabetas, según la asociación de defensa de las mujeres Insaf.
Hace algunas semanas, la historia de Latifa movilizó a la opinión pública después de que la joven de 22 años, que ejercía como asistenta en una casa desde que era adolescente, terminara hospitalizada en Casablanca con quemaduras de tercer grado y con fracturas, que ella dijo que habían sido causadas por su empleador que la «martirizaba». Ahora ayudada por la Insaf, vive en un centro de acogida.
Para Fatima, la jornada de trabajo comenzaba a las 7 de la mañana y se terminaba muy tarde en la noche «a veces a las tres de la mañana». «Yo dormía en la terraza, con frío, como un animal doméstico. Tenía que comer los restos y siempre me dolían los pies por estar tanto de pie», contó la joven. Además, sin recibir ningún salario.
«Habíamos convenido un salario de 800 dírhams por mes (70 euros, 86 dólares, es decir un poco menos de un tercio del salario mínimo) pero no recibí ni un céntimo», contó. Cuando exigió su paga, después de un año de trabajo, la dueña de casa le confiscó su carnet de identidad y le impidió el contacto con su familia.
Entonces, fue cuando decidió huir a pesar de los obstáculos. «Yo no conocía a nadie, no tenía dinero y no sabía ni siquiera la dirección de donde trabajaba», dijo. Finalmente, un joven del barrio la ayudó a contactar con una tía que vivía en Salé, una ciudad vecina de Rabat, y ella «puso fin a su calvario».
Omar Saadoun, responsable del programa de la lucha contra el trabajo infantil en el Insaf, explicó que, al igual que Fatima, el destino de las «pequeñas sirvientas» se gesta muchas veces en el entorno rural, la pobreza y la ignorancia de los padres. En algunas zonas rurales, «la niña es considerada como inferior al varón, entonces es la primera en ser sacrificada para encontrar fuente de ingresos complementarios, ya sea casándola o enviándola a trabajar como empleada doméstica», explicó.
Una ley promulgada a mediados de 2016, esperada por años después de debates interminables, fijó a los 18 años la edad mínima para las empleadas domésticas, poniendo en teoría fin al trabajo infantil, hasta entonces muy extendido. El texto impone un contrato de trabajo, un salario mínimo, un día de descanso semanal, vacaciones y multas para los empleadores en caso de infracción.
Sin embargo, autoriza durante cinco años más el empleo de adolescentes de entre 16 a 18 años. «Es necesaria una estrategia global (...) Esta ley no presenta ninguna garantía, ya que no hay un dispositivo de acompañamiento, para la reinserción, la identificación de las familias. Muchas empleadas domésticas menores de edad no conocen ni siquiera la dirección de sus empleadores», destacó Omar Saadoun.
Pese a la nueva normativa, las oenegé, incluyendo la asociación Insaf, afirman que todavía hay niñas de sólo ocho o nueve años empleadas en casas.
Después de años de maltrato y de explotación, muchas sufren todavía las secuelas, como Hayat de 38 años, que comenzó a trabajar con nueve. «Cuando pienso hoy, 30 años después, esto me sigue entristeciendo. Mi infancia fue sacrificada», confió en una entrevista telefónica. «Mi primer empleador me maltrataba (...) Me humillaba constantemente. Era agotador. Yo no tenía la fuerza necesaria para los trabajos domésticos», dijo, contando que hoy hace todo lo posible para que sus hijos «no pasen por lo mismo».

Entradas Populares

El conflicto del SAHARA - Resumen en 7 minutos (video)

Uruguay da una lección al consejo de seguridad en el conflicto del Sahara Occidental y la MINURSO

Uruguay ha decidido votar en contra de la Resolución del Consejo de Seguridad que renueva por un año el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO). Este voto en contra, no significa que Uruguay se opone al mantenimiento de esta Misión de Paz, sino todo lo contrario.

Escrito de Bujari Ahmed sobre el informe Elcano

El Informe Elcano de Estrategia Exterior y la profecía sobre el Sáhara Occidental Ahmed Bujari. Comentario Elcano 20/2014 - 17/3/2014

El documento elaborado y publicado por el Real Instituto Elcano bajo el título de “Hacia una renovación estratégica de la política exterior española” suscita un justificado interés para todos aquellos que, por una razón u otra, siguen de cerca los vaivenes de la política exterior española y su posicionamiento en cada tema inscrito en su agenda bilateral o internacional. El Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), en tanto que miembro de la Unión Africana (UA), y el Frente Polisario, interlocutor de la ONU junto al Reino de Marruecos en la búsqueda de una solución al conflicto del Sáhara Occidental, están evidentemente interesados en lo que haga o diga España o lo que se le propone que haga sobre el tema saharaui.

Venezuela culminó membresía en CS: Sáhara Occidental tema fundamental en su gestión

Culminó el 31 de diciembre de 2016 a las 12 de medianoche la membresía de la República Bolivariana de Venezuela como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.  Durante dos años, Venezuela ocupó uno de los 10 asientos rotativos del Consejo de Seguridad, gracias a la elección de 182 Estados miembros de las Naciones Unidas en el año 2014.(...)

El pueblo saharaui representado en X FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA Palabra del Mundo

La poesía saharaui estará presente este 28 de mayo a partir de las 2:00 p.m. en el Parque Cultural y Social Villa Teola en la ciudad de los Teques, Capital del Estado Miranda.  Allí habrá un coloquio sobre el pueblo saharaui a cargo del embajador en Venezuela Mohamed Salem Daha y estará el grupo Taller de Calíope con su Perfopoesía dedicada al Sáhara, espectáculo de danza, poesía y cantos. Anímense, están todos invitados! 

III Festival de Cine Venezolano en el Sáhara

ASOVESSA.- En el marco de la conmemoración del 41 Aniversario de la Proclamación de la República Saharaui y la celebración de 120 años del cine nacional venezolano, El Ministerio del Poder Popular  para la Cultura, El CNAC (Centro Nacional Autónomo de Cinematografía), La Embajada Saharaui en Venezuela y ASOVESSA, han puesto en marcha el III Festival de Cine Venezolano en el Sáhara que tendrá lugar en la Escuela Secundaria Simón Bolívar ubicada en la Wilaya de Smara en los campamentos de refugiados saharauis, entre los días 27 de febrero y 4 de marzo.

Este evento se ha convertido ya en una tradición y su principal objetivo es estrechar aún más si se puede,  los lazos que unen a los pueblos venezolano y saharaui.   Venezuela mostrará en los campamentos saharauis una representación de su excelente y pujante cine recorriendo todos los géneros: documentales, cine animado, largometrajes, comedia, terror, drama.  Veinte son las obras que verán niños, jóvenes y adultos saharauis al otro lado…

Rafael Ramírez tras su reelección: somos firmes partidarios de que concluya el proceso de descolonización“

Reelegido Rafael Ramírez: Venezuela seguirá presidiendo el Comité de Descolonización de la ONU Credito: Prensa MPPRE
El embajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, fue reelegido hoy presidente del comité especial de Descolonización de Naciones Unidas, un cargo que ocupará por segundo año consecutivo.

Ramírez obtuvo el respaldo de 18 de los 29 países miembros del comité, que se ocupa de la situación de territorios como el Sáhara Occidental, las Malvinas o Gibraltar, entre otros.

Guerguerat: el Perejil del Sahara Occidental

La resolución 2351 del Consejo de Seguridad, lo confirma 
@Desdelatlantico La resolución 2351 del Consejo de Seguridad apenas menciona en un punto la crisis de Guerguerat... que había sido el núcleo de los borradores previos de la resolución. La retirada del Frente Polisario de la zona, el día antes, desactivó una hábil maniobra francesa para cambiar el status del territorio. La resolución 2351 muestra que el Frente Polisario no ha sabido aprovechar en el nivel de Naciones Unidas sus victorias y logros en la Unión Europea y la Unión Africana.