La Habana: Exposición sobre cultura saharaui en la Casa de los Árabes

Joyería femenina tradicional, como dijes y llavero, peinetas, pulseras, y también boquillas y portaboquillas, alforja, forro de cojín y jeljal (tobillera), pueden apreciarse en la planta baja de la Casa de los Árabes del Centro Histórico de La Habana, una exposición inaugurada con motivo del  Día Internacional de los Museos.

Se trata de la muestra República Árabe Saharaui Democrática (RASD): identidad de un pueblo, en la cual se revela que la cultura constituye un vehículo de consolidación de la identidad del pueblo saharaui.
De manera particular, el jeljal es un adorno, que tradicionalmente se producía de plata rígida; las joyas eran muy pesadas debido a la plata y se llevaba en el tobillo de las féminas. Todas las piezas de la exposición están trabajadas en plata, bronce, madera, aleación de metales y piel.
La República Árabe Saharaui Democrática es una nación árabe del norte de África, que limita al norte con Marruecos y al sur con Mauritania, al este con el océano Atlántico y al oeste con Argelia. Parte de su territorio está formado por el desierto del Sahara y es una de las zonas más ricas en fosfatos y recursos pesqueros del planeta.
En la presentación de la muestra, la Licenciada Jackeline Díaz Fuentes, Museóloga de la Casa de los Árabes, expresa que “el legado cultural saharaui constituye uno de los fundamentos esenciales de la identidad nacional de ese país. A pesar de haber sido víctima sistemática de la destrucción, manipulación y exterminio por parte de todos los colonialismos que han intentado dominar el país y exterminar al pueblo, los saharauis tienen un sentido muy desarrollado de identidad nacional que se basa en la vinculación de un estado moderno con las tradiciones más antiguas y ancestrales”.
“Mezcla de bereberes, árabes y africanos negros, su población es esencialmente nómada, con una afiliación tribal importante y aunque la mayoría de los saharauis en la actualidad viven un estilo de vida más sedentario, todavía hay muchos que pastorean rebaños de camellos por el desierto”, añade la especialista.
En la actualidad la República Árabe Saharaui Democrática es un estado pleno, libre y soberano, depositario de una cultura e identidad propias, “contra todos los pronósticos y bajo la más férrea adversidad”.
Fuente Maritza Mariana