Pintor y muralista ecuatoriano rinde homenaje al pueblo saharaui

Quito, Ecuador (SPS).- Pavel Egüez, reconocido pintor, dibujante y muralista ecuatoriano, rindió homenaje a la histórica y legítima reivindicación del pueblo saharaui, y su derecho a la libre autodeterminación, a través de un dibujo que forma parte de una serie de creaciones pictóricas en reconocimiento a la lucha de los pueblos del mundo, entre ellos el Sáhara Occidental, Palestina y Siria.
Egüez desde 1976 ha expuesto en sindicatos, fábricas y plazas públicas en Alemania, Austria, Colombia, Brasil, Ecuador, España y Perú, entre otros países.
El Grito de los Excluidos Continental, un proceso de movilización social y popular, a nivel regional, cuya consigna es “trabajo, justicia y vida”, ha adoptado sus dibujos, pinturas y murales como sello de identidad.
Otros dos de sus murales, “Simón Bolívar”, un enorme y multicolor mosaico vidriado, y “Somos maíz”, una gigantesca cerámica vidriada, se encuentran en dos de los edificios del complejo académico de la Universidad Andina Simón Bolívar, en la capital ecuatoriana.
Una de sus más recientes obras es el mural “Grito de la Memoria”, una reflexión crítica sobre las violaciones a los derechos humanos y los crímenes de lesa humanidad en Ecuador y Latinoamérica. El mural fue inaugurado el 10 de diciembre del 2014, en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.
“Este es un mural que estaba pendiente en la historia del Ecuador y en la historia del arte ecuatoriano. Proyecta y trata a la memoria como algo vivo, como algo que se debe enfrentar día a día para que no vuelvan a suceder esas cosas en América Latina”, declaró en su momento este artista plástico.
Los que buscan la impunidad dicen que la memoria es una venganza, que recordar revive las divisiones, es el caso de España y su negativa a abrir las fosas de los represaliados del franquismo, la obcecación de mantener El Valle de los Caídos, un monumento a la prepotencia del tirano que se permite reescribir la Historia y erigir un mausoleo a su absolutismo, arguye Avelina Lésper, crítica mexicana de arte contemporáneo.
En la actualidad sus murales se encuentran en Ecuador, El Salvador, Guatemala, Italia, Nicaragua y Venezuela. Pavel Égüez ha sido, además, Consejero Cultural del Ecuador en Brasil y en la República Bolivariana de Venezuela. Está comprometido con la Casa de los Pueblos, una iniciativa en la que convergen varios comités y asociaciones de solidaridad, entre ellas la Asociación Ecuatoriana de Amistad con el Pueblo Saharaui (AEAPS).