Mansur Omar: El restablecimiento de relaciones entre el Reino de Marruecos y Cuba constituye un nuevo testimonio del fracaso de la politica de boicot llevada a cabo por esa monarquía.

Fuente: MAE RASD   
Declaración de Omar Mansur, Ministro saharaui para América Latina y Caribe
El restablecimiento de relaciones entre el Reino de Marruecos y Cuba constituye un nuevo testimonio del fracaso de la política de boicot llevada a cabo por esa monarquía con todos los países que han reconocido la Republica Arabe Saharaui Democrática.


Hoy, después de 30 años de ruptura, Marruecos reanuda esas relaciones Cuba, sin ninguna condición y se dispone a abrir su embajada en la Habana para convivir con la embajada saharaui en la capital del heroico pueblo cubano, cuyas posiciones de apoyo y cooperación con la causa justa del pueblo saharaui se mantienen firmes en los dominios del apoyo al derecho del pueblo saharaui a su soberanía e independencia y en los dominios de cooperación en materia educativa y de salud pública.
Los saharauis interpretamos este cambio de estrategia de Marruecos de convivir con la Republica Saharaui en la Unión Africana , en Argelia , Etiopia , Nigeria , Kenia , Nigeria , Sudáfrica , Angola ,México, Panamá … y ahora Cuba como un signo de fortaleza y consolidación del reconocimiento del Estado Saharaui a nivel internacional y de una confesión del fracaso de la política del chantaje y la extorsión llevada a cabo por ese país colonialista contra los más de 80 naciones que han reconocido y establecido relaciones con nuestro país .A la Unión Africana y a estos países les expresamos nuestra gratitud por su defensa del derecho de los pueblos a su autodeterminación , independencia y a la descolonización ,así como por su fidelidad a los principios rectores de su política internacional.
En esta ocasión esperamos que Marruecos renuncie a política expansionista, sea realista  y se conforme con la legalidad internacional, aceptando y aplicando las resoluciones la Unión Africana y de las Naciones Unidas. Resoluciones que reclaman con urgencia el fin de la descolonización del Sahara Occidental , con la aplicación del derecho del pueblo saharaui a su autodeterminación y deje de obstaculizar la acción de las Organizaciones Internacionales , de violar los derechos humanos y de saquear los recursos naturales saharauis, en particular en un momento en el que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se dispone a examinar la situación del Sahara Occidental y de adoptar una nueva resolución sobre el relanzamiento del proceso de paz.