EEUU asume presidencia del Consejo de Seguridad de ONU: la solución del conflicto del Sáhara Occidental, uno de sus principales retos.

Nueva York| ElConfidencialSaharaui.com | Estados Unidos.




El conflicto del Sáhara Occidental, la crisis en el Sudán del sur, Darfur y la lucha contra el terrorismo internacional, principales retos. 

Estados Unidos tratará de impulsar desde la presidencia del Consejo de Seguridad, que asumió ayer, la solución del conflicto del Sáhara Occidental, la lucha contra el terrorismo, la crisis en Sudán del sur, la cuestión de darfur, entre otros asuntos.

Como miembro permanente del Consejo, Estados Unidos asume este cargo en un momento tenso del panorama mundial, sobre todo en Oriente medio, norte de África y África oriental. 

El conflicto del Sáhara Occidental.


Estados Unidos tendrá que afrontar este mes de abril uno de los problemas más complejos que tiene en sus manos el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas, como es el conflicto del Sáhara Occidental, una antigua colonia española ocupada por Marruecos desde finales de 1975 y que se ha convertido en el último caso colonial de toda África.

En esta situación, EE.UUU -como presidenta del Consejo y miembro permanente en el- tendrá que plantear al resto de los miembros si se prorroga de nuevo la misión de paz de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental o no.

La resolución aprobada el pasado 29 de abril de 2016 por el Consejo de Seguridad, ha exigido a Marruecos la vuelta inmediata del componente civil de la MINURSO que había expulsado anteriormente. 

La resolución 2285, presentada por EE.UU especificó la funcionalidad completa de la totalidad de la misión, después de que el gobierno marroquí expulsó a 84 miembros del contingente civil de la misión de la ONU desplegada en el territorio desde 1991.

Estados Unidos ha propuesto que el Consejo pida la restauración plena de la Misión para el Referéndum en el Sáhara Occidental con todos sus componentes (MINURSO), debilitada por la decisión de Marruecos de expulsar al grueso de su personal civil en marzo de 2016.

Diplomáticos del Consejo de Seguridad señalan que Francia, tradicional aliado de Marruecos y con poder de veto como miembro permanente, se opone a cualquier solución del conflicto.