Una delegación del Gobierno saharaui visita Rusia

Moscú-El Confidencial Saharaui


Una amplia delegación  encabezada por Mohamed Jadad inició una visita especial a Rusia.


La delegación incluye a varios dirigentes de la república árabe saharaui democrática, RASD, según el señor Mohamed Jadad, miembro del frente Polisario y coordinador con la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso):
"Hemos llegado a Moscú para exhortar a Rusia, miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, a que se sume a los esfuerzos internacionales para solucionar el problema saharaui".

Mohamed Jadad junto con el jefe de los servicios secretos saharauis mantuvieron una reunión en Moscú con el viceministro de Exteriores, Mijaíl Bogdánov, representante del presidente ruso para Oriente Medio y África.

la delegación saharaui está integrada por Mohamed Jadad, coordinador con la minurso, Brahim Ahmed Mahmud, jefe de los servicios saharaui, Fatma Lmehdi, secretaria general de la UNMS y el representante saharaui en Moscú. 


Los dirigentes saharauis también irán a varias capitales europeas.

El objetivo de la visita es apoyar los reclamos legítimos del pueblo saharaui a la autodeterminación y para expresar el rechazo de la política de colonización dirigida por Marruecos.

El ex secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, visitó a los campamentos de refugiados saharauis a mediados de 2016, como parte de los esfuerzos para reanudar las negociaciones para poner fin al sufrimiento del pueblo saharaui que desde hace más de cuatro décadas viven en las zonas mas inhóspitas del planeta tras la invasión marroquí del Sáhara Occidental.

Tras haber guardado silencio durante todo el desarrollo de la visita de Ban, que se desarrolló entre Nuakchot, Argel y los campamentos de refugiados, más una visita a Bir Lahlu, en los territorios saharauis liberados, el gobierno marroquí reaccionó con inusual dureza contra el Secretario General exigiendo la salida, en un plazo de tres días, de numerosos funcionarios internacionales de su misión en el Sáhara Occidental, MINURSO, llegada a la zona en 1991.

Marruecos se niega a dialogar y amenaza a aquellos que lo intenten, denuncian los saharauis.