Grupo Interparlamentario Ecuatoriano de Amistad con la RASD renueva compromiso con la causa saharaui

Quito (SPS)-.- Bajo la coordinación de la asambleísta María Augusta Calle quien, además, preside la Comisión de Soberanía, Integración, Relaciones Internacionales y Seguridad Integral de la Asamblea Nacional del Ecuador, se reunió el Grupo Interparlamentario de Amistad y de Coordinación Recíproca con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), para delinear su trabajo de apoyo durante este año a la legítima reivindicación del  pueblo saharaui  que, desde 1976, lucha por su plena independencia y soberanía, el derecho a la libre determinación reconocido por el derecho internacional y contra la ocupación de más de la mitad de su territorio por las fuerzas represivas de la monarquía feudal marroquí,según nota de prensa de la Asociación Ecuatoriana de Amistad con el Pueblo Saharaui.


El grupo interparlamentario se constituyó en el marco del 18° Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que tuvo lugar en la capital ecuatoriana, en diciembre del 2013, que contó con la presencia de una amplia delegación de jóvenes saharauis, el embajador Mohamed Salem Daha, la ministra de Formación Profesional y Función Pública, Jira Bulahi, y el ministro de Juventud y Deporte, Mohamed Moulud.

En esta nueva sesión de trabajo, el grupo interparlamentario que recibió en comisión general a Hafdala Ch. Brahim, encargado de negocios de la Embajada de la RASD en Ecuador, identificó como una de sus prioridades el fortalecimiento de los lazos de cooperación con su homólogo, el Grupo Parlamentario Saharaui de Amistad con la Asamblea Nacional del Ecuador, coordinado por el parlamentario Dih Mohamed Naucha, presidente de la Comisión Política del Consejo Nacional Saharaui.

El grupo interparlamentario ecuatoriano también brindará la atención pertinente, en estrecha coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, a la próxima sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en el que se abordará la actual situación en los territorios ocupados por el Reino de Marruecos y la renovación del mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO).

La Asamblea Nacional del Ecuador aprobó sobre la causa saharaui, en abril del año pasado, una resolución en la que exhortaba a la comunidad internacional a cumplir con la Resolución 690 (1991), que creó la MINURSO, como un mecanismo para evitar un posible retorno a un enfrentamiento militar entre la RASD y Marruecos. La resolución del parlamento ecuatoriano también se solidarizaba con la injusta situación jurídica del “Grupo de Gdeim Izik”, cuyos integrantes han sido condenados a cumplir largas penas de prisión, entre veinte años y cadena perpetua, por su participación en un campamento pacífico por la independencia saharaui. Y, además, por las difíciles condiciones por las que atraviesan alrededor de 200 mil refugiados saharauis en carpas en la desértica zona de Tinduf, enArgelia.-SPS