Esteban Silva: Ingreso de Marruecos a la Unión Africana es reconocer la República Saharaui


Luego de que se pusiera fin a la guerra de resistencia y liberación de los saharauis contra el Invasor colonialista Marroquí, se desarrolló hasta hoy  una extensa fase de lucha  sin armas, política y diplomática, en la cual los saharauis han demostrado tener una sólida y tenaz  capacidad para representar y difundir en el mundo entero la lucha por la independencia y autodeterminación de este pequeño pero gigante pueblo saharaui.
Las batallas libradas por el Frente Polisario y su  gobierno en el campo político diplomático, en el África y en todos los continentes por el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática, y para presionar que se materialicen los Acuerdos de Paz con la realización del referéndum de autodeterminación saharaui, han escrito páginas memorables en la historia de la diplomacia de los pueblos en su lucha por la descolonización y la independencia.
Son dos los hitos judiciales internacionales más importantes en la historia de la lucha por la independencia del Sahara Occidental:

1.- El 21 de diciembre de 2016 se marca una fecha histórica con la
sentencia dictada por la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que establece categóricamente el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui respecto de Marruecos y de la Unión Europea.
2.- La Opinión Consultiva del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya del 16 de octubre de 1975, que determina que no hay  vínculo alguno que pueda permitir a Marruecos reclamar  soberanía territorial en el Sahara Occidental.
Un Marruecos crecientemente aislado ha debido modificar su estrategia solicitando ser admitido en la Unión Africana. Para que la Cumbre  de la Unión Africana (de la cual la República Árabe Saharaui Democrática es integrante desde su fundación) le admitiera, Marruecos ha tenido que aceptar ingresar sin condiciones a una Organización que en coherencia con su  Acta Constitutiva defiende explícitamente en el escenario internacional la soberanía, independencia e integridad territorial de sus Estados miembros.
Como bien lo señala el Canciller saharaui, Salem Ould Salek, ”El Estado Saharaui es una realidad irreversible. La entrada de Marruecos a la Unión Africana representa una victoria histórica para el pueblo saharaui y un reconocimiento a sus fronteras heredadas del colonialismo”.
No tengo  dudas  que como nuevo miembro de la UA  el reino feudal de Marruecos intentará debilitar desde dentro la firmeza demostrada por la Unión Africana en su apoyo a la autodeterminación e independencia saharaui. Como lo ha hecho hasta ahora sin éxito, intentará, con el respaldo de sus socios ex colonialistas del África como el gobierno francés, debilitar por dentro el apoyo africano a la lucha por la descolonización e independencia del Sahara Occidental. Pero esta vez  tendrá que sentarse de igual a igual y frente a frente en el seno de la UA con los representantes de la República Árabe Saharaui Democrática, y tendrá que hacer frente a países como Argelia, Sudáfrica y Nigeria, entre otros, que tienen un fuerte peso en el continente Africano y en la UA,  y que desde sólidas convicciones institucionales respaldan sin medias tintas la independencia y la autodeterminación  saharaui y el rol que juega la RASD en el seno de la Unión Africana.
Para  ingresar a la Unión Africana, Marruecos aceptó explícitamente
ser parte de una Organización que reconoce como miembro Pleno y en igualdad de condiciones a la República Árabe Saharaui Democrática RASD.
En América Latina y el Caribe, a pesar de la fuerte presión de las embajadas marroquíes y de sus aliados, el pueblo saharaui ha sido objeto de  cooperación y solidaridad y apoyo de  gobiernos,parlamentos, partidos y organizaciones sociales y  ciudadanas.
Con su ingreso a la Unión Africana el reino feudal de  Marruecos no será creíble al seguir desconociendo a la República Saharaui, y mucho menos si sigue  presionando o chantajeando  a otros países para que no reconozcan o suspendan sus relaciones con la RASD.
La batalla recién comienza. Los Saharauis han dado un nuevo paso al obligar a Marruecos a sentarse con ellos en el seno de la Unión Africana y no hay dudas que más temprano que tarde conquistarán su plena independencia y el invasor se verá obligado a retirarse del Sahara Occidental.

Esteban Silva Cuadra
Santiago de Chile, 30 de enero de 2017