Nuevo Hermanamiento en Venezuela: Guaicaipuro y Smara

POR  · 


Hace diez años, durante el encuentro cuatrilateral de los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil y Venezuela; el Comandante Chávez dijo que“no tenemos otra alternativa que la integración para insertarnos con posibilidad de éxito en este mundo globalizado, para sacar a nuestros pueblos del atraso y la miseria, y llevar adelante un verdadero proyecto nacional, latinoamericano, de desarrollo integral, a un mundo en equilibrio y, por tanto, en paz”.(...)

Por esta razón, el Gobierno Bolivariano continúa estrechando lazos con diversos pueblos del mundo, en esta ocasión, el mandatario Francisco Garcés realizó la firma de Hermanamiento entre la Alcaldía de Guaicaipuro y la República Árabe Saharaui Democrática.
Durante el acto que se llevó a cabo en el Teatro José Ángel Lamas y que contó con la presencia del embajador Mohamed-Salem Daha Lehbib; el mandatario guaicaipureño declaró que “Venezuela siempre ha estado vinculada con procesos históricos de libertad”, en los que destacó al Generalísimo Francisco de Miranda, quien consagró su vida y su lucha a conseguir la libertad de los pueblos.
Hizo mucho énfasis en el término libertad porque el pueblo de Saharaui está luchando desde hace 42 años por recuperar su libertad, una libertad que fue secuestrada cuando las tropas de ocupación marroquíes invadieron ese territorio, convirtiéndolos en desplazados.
La República Árabe Saharaui Democrática es una nación que está ubicada en la parte más occidental del mundo Árabe, en el norte de África y que día a día desde que este territorio fue colonizado por España en 1884, lucha por la autodeterminación de su territorio.
“No podía haber libertad en Venezuela si no había libertad en el continente, así lo pensó Miranda, Bolívar y así lo pensamos nosotros gracias a Chávez, porque fue él quien hizo que nuestras políticas se volcaran hacia el hermanamiento, la solidaridad, hacia la unión de los pueblos”, acotó Garcés.
Por su parte el embajador Saharaui Mohamed Salem Daha, expresó su agradecimiento con el Gobierno Bolivariano de Guaicaipuro por su intención de establecer lazos de cooperación y solidaridad, así como con su gente por el cálido recibimiento que le brindaron.
El Embajador  Saharaui destacó que el pueblo de esta nación emprendió una gesta por un mundo mejor, en el que luchan por el bien más preciado que un hombre o mujer puedan tener, su libertad; que hizo que más de uno de los asistentes evocara el cuarto objetivo del Plan de la Patria, en el que se plantea “continuar impulsando el desarrollo de un mundo multicéntrico y pluripolar sin dominación imperial y con respeto a la autodeterminación de los pueblos”.
“Este es un primer paso, pero importante en el acercamiento de estas dos costas de Atlántico como lo es el Sahara Occidental y América del Sur, gracias a los lazos que estamos estrechando hoy entre la Ciudad Santa del Smara y la ciudad de Los Teques”, indicó el Embajador, quien destacó que Saharaui “es un pueblo que sufre, que lucha y anhela conseguir su libertad” y que cuenta con el apoyo de muchos pueblos en el mundo.
Una escuela y la huella de Bolívar
En los años setenta se fundó la primera escuela del campamento, a la que llamaron “Simón Bolívar”, en honor al Padre de la Patria, “le colocamos ese nombre debido a que nos inspiramos en la lucha de los próceres venezolanos durante el proceso independentista”, acotó el embajador Mohamed-Salem Daha Lehbib.
En el año 2011, como fruto de la solidaridad de los pueblos de Venezuela y Cuba con el pueblo saharaui se inauguró formalmente la escuela construida con financiamiento del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, y  que permite garantizar la educación secundaria de niños y adolescentes de los campamentos de refugiados.
El fruto de la unión
El hermanamiento entre las ciudades de Los Teques y Smara permitirá que las escuelas de ambas regiones intercambien conocimientos a través del desarrollo de proyectos académicos y la ayuda humanitaria en colegios, además de otras acciones que irán desarrollando enmarcadas en el tema educativo.
“Es importante que nuestros niños sepan que la lucha más noble que puede dar un ser humano es la lucha por la libertad” acotó el mandatario local, mientras destacaba que establecerán otras líneas de acción enmarcadas en esta unión.
Musawat, más Inclusión y menos discriminación
Para finalizar el encuentro se proyectó el documental Musawat del venezolano Darwin Dikó Cañas, un audiovisual que narra un día en el Centro de Educación Integral para niños con discapacidad ubicado en los campamentos de refugiados saharauis.
El documental muestra claramente por qué la inclusión es la mejor alternativa para evitar la marginación y la discriminación de una de las poblaciones más vulnerables, los niños con discapacidad.