Marruecos vuelve a fichar a Maradona para que preste su imagen y su fútbol a la ocupación del Sáhara Occidental

Hemos obviado a propósito la foto del indivíduo

Genio y figura, aunque en su caso día a día -o partido a partido, que diría su compatriota Simeone- para desprestigiarse más. La última de Maradona -o la penúltima, que nunca se sabe, dadas suc continuas meteduras de pata-, apoyando a Marruecos en su 'guerra' contra el antiguo Sahara español, que el régimen alauita ocupa sin respetar la legalidad internacional. El Pelusa, que parece haber olvidado que apoyó la lucha de las Abuelas de Mayo -contrarias a Marruecos en este turbio asunto- presta su imagen a la ocupación del Sáhara Occidental y participará el próximo día 6 en un partido propagandístico para los intereses marroquíes y, claro, contrario a los derechos humanos del pueblo saharaui.
Diego Armando, que un día llegó a decir “la injusticia me rebela”, que apoyó la defensa de los Derechos Humanos en Myanmar (Birmania) y felicitó a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo cuando encontró a su nieto, facilita una vez más su imagen para justificar la ocupación el Sáhara Occidental, donde desde 1975 se han dado cientos de casos de desaparecidos, como denuncia 'El Espía Digital'

Y es que, por segundo año consecutivo acudirá a El Aaiún para participar en los actos conmemorativos del aniversario de la 'Marcha Verde', con la que Marruecos inició la invasión del Sáhara Occidental, que España abandonó sin proceder a su descolonización. El ídolo del futbol argentino participará en un partido de exhibición organizado por la Real Federación Marroquí de Fútbol y su presencia servirá al régimen marroquí para proclamar su soberanía sobre el Sáhara Occidental, que ningún país reconoce.

La presencia de Maradona en la excolonia española, en la que se producen numerosos casos de tortura según organizaciones internacionales de DDHH, como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, el Centro Robert F. Kennedy y la Red Euromediterránea, contrasta con algunas actuaciones anteriores suyas. Por ejemplo, el compromiso de las Madres de Plaza de Mayo con la causa saharaui, que se plasmó en abril de 2015 con la presencia de una de sus fundadoras, Nora de Cortiñas, en el festival de cine FiSahara, celebrado en el campamento de refugiados saharauis de Dajla, en Tinduf (Argelia).

A pesar de las críticas que le hicieron en 2015, como lavar la cara del régimen marroquí, Maradona jugará el 6 de noviembre próximo un partido de futbol en la capital del Sáhara Occidental, un territorio pendiente de descolonizar en el que, según datos de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), Marruecos mantiene en silencio el paradero de más de 400 casos de desaparecidos; donde desde 2013 quince detenidos saharauis perecieron a causa de la tortura y malos tratos o la falta de asistencia médica y en cuyas ciudades de enero a septiembre de 2016 se registraron más de 160 casos de tortura y malos tratos a saharauis por asistir a manifestaciones. Además, alrededor de setenta presos políticos saharauis se encuentran en cárceles marroquíes. Otra ración de despretigio para el futbolista, y van...


Se desconoce si Maradona irá acompañado de su novia, Rocío Oliva, como hizo el pasado año en un viaje de cuatro días y con la que se fotografió en la piscina de un hotel de lujo de Marrakech, ciudad en la que también tiene previsto estar en esta ocasión. Como el año pasado, tampoco se sabe cuánto pagará la Real Federación Marroquí de Futbol por llevar al “Pibe de Oro” al Sáhara Occidental ocupado.