MANIFIESTO DE ASOVESSA




Exigimos al Estado español que otorgue asilo al perseguido político saharaui Hassanna Aalia

El joven activista Hassanna Aalia es uno más entre las miles de víctimas de la feroz persecución del régimen marroquí contra el pueblo saharaui, desde que la monarquía pactó con la agonizante dictadura franquista la anexión del territorio del Sáhara Occidental, y ha pretendido consagrar a sangre y fuego su dominio colonial. El único delito de Hassanna es ser joven y saharaui, no aceptar el yugo marroquí sobre su tierra y su pueblo, y por tal razón haber participado en el campamento de la dignidad de Gdeim Izik en el otoño de 2010, una enorme movilización del pueblo saharaui por el respeto a sus derechos nacionales y democráticos. En una de sus acostumbradas operetas judiciales, la dictadura marroquí ha condenado a cadena perpetua a Hassanna Aalia en el año 2013, por haber participado en esta masiva y pacífica protesta. Y en una indigna capitulación a las presiones de Marruecos, la justicia española ha denegado la solicitud de asilo realizada por el joven Hassanna, dándole un plazo de 15 días para abandonar el territorio del Estado español, plazo que vence el 4 de febrero.

El gobierno español es corresponsable por las violaciones a los derechos humanos perpetradas por Marruecos en su desquiciado propósito de aplastar al pueblo saharaui. Más de tres mil desapariciones forzadas, más de 260 mil desplazados y 20 mil detenciones arbitrarias por motivos políticos, en las últimas cuatro décadas, son parte del altísimo costo humano que ha tributado el pueblo saharaui en su lucha por la autodeterminación y por el fin del colonialismo marroquí. Todos estos crímenes de Marruecos han contado con el aval silencioso de los gobiernos españoles. Pero en el caso de Hassanna Aalia, las autoridades españolas están perfectamente al tanto de que es un perseguido político cuya entrega a Marruecos significaría toda clase de vejaciones y torturas. Cualquier colaboración con la persecución de los tribunales militares y civiles marroquíes contra Hasanna indicaría una corresponsabilidad directa y alevosa en la represión continuada desde el sangriento desmantelamiento del campamento Gdem Izik. 

Los miembros de la Asociación Venezolana de Solidaridad con el Sáhara, ASOVESSA, hacemos pública esta denuncia y manifestación de solidaridad con Hassanna Aalia, de la cual consignaremos copia ante la embajada española en Caracas. Llamamos a las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos venezolanas a solidarizarse de viva voz con la campaña que está movilizando a miles de personas en las calles de Bilbao y otras ciudades del Estado español por el asilo político para Hassanna Aalia. 

¡Asilo para Hassanna Aalia!
¡Libertad e independencia para el pueblo saharaui!